La sensación de gratitud es la mejor forma de reducir el estrés

Nuestra Real Academia dice que cuando alguien nos ofrece un favor, o ha tenido la intención de hacerlo, y correspondemos este gesto estimándolo estamos sintiendo gratitud. Sin embargo, esta experiencia, a priori sin importancia, no termina en devolver el favor, o eso es lo que defiende la Psicología Positiva desde los años 90.

Estudios como el de C. Northrup de 2012 demuestran que la sensación de gratitud es la mejor forma de reducir el estrés y mejorar nuestra calidad de vida. Si esta sensación dura 15 segundos, disminuyen los niveles de estrés (la hormona cortisol), nos sentimos relajados y con menos ansiedad, se fortalece el sistema inmunológico y mejora el flujo sanguíneo. También la investigadora S. Lyubomirsky descubrió que la gratitud ayuda a reevaluar cognitivamente los sucesos estresantes y cambiar el significado que tienen para nosotros.

¿Necesitas más argumentos para practicar la gratitud y mejorar tu bienestar? Aquí tienes algunas ideas para empezar: 

  • Elabora un diario de agradecimientos: en un cuaderno exclusivo para esta tarea ve recopilando momentos por los que quieras dar las gracias. Puedes añadir fotos o frases que te inspiren.
  • Ejercicio de las 3 gracias: al final del día o los domingos (que suele ser el día de mayor pico de ansiedad de la semana) piensa en 3 cosas por las que estés agradecido. 
  • Aprovecha una cena familiar o con amigos para poner en común las listas de agradecimiento de cada uno y sentirás cómo se contagia la buena energía.

Y recuerda: no es necesario que sean gestos enormes, a veces, simplemente te sientes agradecido por quien te sirve el café cada mañana. 

Gracias por leer este post. 

Si te ha gustado el post, compártelo en tus redes sociales.
Tags

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *